Bol de confeti

Recipiente hecho con confeti 


Hoy os traigo una manualidad con la que la gente quedará muy sorprendida. Si habéis tenido un cumpleaños o han sido unas navidades recientes, segurísimo que usasteis confeti. Suelen ser unas bolsitas muy grandes y no siempre utilizamos todo. Si os ha quedado un poco y no sabéis qué hacer con ello, aquí tenemos la solución. Es una manualidad original, fácil, rápida y sobretodo barata. Podéis usarlo como decoración en casa o como dulcero.



Materiales: 

  • Un globo 
  • Confeti
  • Cola blanca 
  • Esponja
Step by Step: 

Lo primero que tenemos que hacer es inflar el globo al tamaño que queramos que sea nuestro bol.Si lo quieres muy grande, hínchalo al máximo y si lo quieres más pequeño también puedes usar un globo de agua. 

En la mesa vertemos el confeti para después poder envolver el globo con ello. Mientras tanto, con ayuda de la esponja extendemos la cola blanca alrededor del globo, pero extiéndelo solo en la parte que quieras que sea el cuenco, no en todo el globo. Una vez listo, da vueltas al globo sobre el confeti que habíamos echado en la mesa y déjalo secar. Pasado una o dos horas vuelve a cubrirlo con cola blanca y realiza el paso anterior unas 4 veces



Cuando ya lo hayas hecho verás que está duro y compacto, pero para darle un toque más de consistencia aplica una última capa de cola blanca que actuará a modo de barniz, alisando toda la superficie. Déjalo secar hasta que esté muy duro. Es muy importante que esté completamente seco ya que sino al explotar el globo se estropeará el molde. 

Una vez que compruebes que está perfecto explota el globo con ayuda de una aguja y despégalo del confeti. Verás que ya tiene el aspecto de cuenco pero aún no está perfecto. Con ayuda de unas tijeras recorta el borde y verás como el resultado mejora. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario